¿El Mejor?

No todo el mundo puede pensar lo mismo, sería aburridísimo si así fuera. Todo el mundo tiene derecho a opinar y a ser respetado, por lo que la unanimidad raras veces se da. Nadie tiene la potestad de decir que una cosa es mejor que la otra o que su opinión es la que prevalece por delante de las demás. Y vengo a decir esto, porque odio los galardones. Se que son necesarios, pero los odio. Independientemente de quien los reciba, siempre serán injustos.

Las galas como la que tuvo lugar anoche en Londres en la que se otorgo un premio llamado “The Best” únicamente sirven para mover dinero y hacer publicidad. El fútbol es más que eso, es más que reunir a un grupo de viejas glorias con esmoquin que aplauden los chistes de un presentador que no ha visto un partido de fútbol completo en su vida. El fútbol es disfrutar de Leo Messi y de Cristiano Ronaldo, de los dos. Porque ambos son leyenda viva de este deporte. Por mucho que la prensa, los aficionados de uno u otro equipo y las ridículas galas se empeñen en etiquetarlos y enfrentarlos año tras año, es nuestro deber el mirar más allá. Somos unos afortunados por ver esa rivalidad que cada partido, cada temporada les hace ser mejores.

Ronaldo y Messi se saludan.
Ronaldo y Messi se saludan.

Leo y Cristiano no son amigos, son dos grandes profesionales que se respetan. Y que saben a ciencia cierta que han llegado a ser lo que son en parte por el otro. Por eso se necesitan y no se merecen galas como las de anoche, están por encima de eso. Es inevitable compararlos porque son dos futbolistas superlativos que han coincidido en el mismo espacio-tiempo, pero yo opino que son incomparables.

El 7 y el 10, grandes rívales.
El 7 y el 10, grandes rívales.

Para mi no hay discusión o debate, porque simplemente no creo que exista comparación posible con Leo Messi. Sin desmerecer a Cristiano Ronaldo o a cualquier otro jugador. Los futbolistas de élite pasan por estados de forma, y es un hecho que durante muchas temporadas el portugués ha estado mejor que Messi y ha ganado más títulos colectivos que él. Eso es indiscutible, nadie lo puede poner en duda. Igual que nadie puede discutir las cifras del portugués, ahí están. Dan fe de que es una auténtica bestia y uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos.

Pero al hablar de Messi, hablamos de fútbol. Conjugamos el verbo ser, no el verbo estar. Si contemplas al argentino con un balón en los pies y ningún color o bufanda te ciega, la verdad universal aparece clara. Messi es el fútbol, ha nacido para ello, es algo innato en su figura. Su manera de pensar, de controlar, de regatear, de hacer fácil lo imposible… Cristiano ha trabajado muchísimo para conseguir estar a ese nivel y eso tiene un mérito enorme, pero ese don o se tiene o es inalcanzable.

Ahora bien, esta es mi opinión. Mi consejo es que no os esforcéis en compararlos continuamente, porque es una pérdida de tiempo. No lleva a nada y la única certeza es que si disfrutamos de estos dos colosos por igual, disfrutaremos verdaderamente de este maravilloso deporte que es el fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s