El Lado Oscuro.

“El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Percibo mucho miedo en ti.” 

Debo reconocer, que el asunto del fichaje de Neymar por el PSG me pilló descolocado. Pensé que los déspotas franceses, o mejor dicho cataríes, nunca se atreverían a profanar la Santísima Trinidad culé. Ante mi sorpresa, y con la inestimable colaboración de Papá Ney, el “11” hizo las maletas y se convirtió en O’Rey de la ciudad del amor. Ese verano, mastiqué incredulidad, rencor y odio a partes iguales. Culpaba a Neymar, a su padre, a los dirigentes del PSG y a nuestra inepta junta directiva.

5994df93ee10a

Aquel Agosto fue un mes horrible que acabó con la humillación sufrida a manos del eterno rival en la Supercopa de España. Teníamos a un equipo desmantelado que olía a fracaso antes de empezar el proyecto, todo por culpa de 222 millones de euros. La temporada, como todo en esta vida, siguió su curso y gracias a la solidez y los resultados empecé a olvidar la traición de la que habíamos sido víctimas. El odio se convirtió en indiferencia y la indiferencia en regocijo, sobre todo después de las noticias provenientes de París que hablaban de un chico brasileño atrapado en una jaula de oro que estaba siendo eclipsado por un niño francés…

neymar-y-mbappe-dos-maneras-diferentes-de-ser-el-sucesor-de-pele

Antes del Mundial, tomó fuerza otro rumor sobre Neymar. Algo que a mí me dolió más que la huida hacia París, se decía que próximamente se convertiría en la estrella del Real Madrid. Eso era algo más de lo que podía soportar ya que por mucho rencor que le guardara al jugador, sería de necios no reconocer que es un extraordinario pelotero. Sentí miedo al imaginar las cotas que el eterno rival podría llegar a alcanzar con el brasileño como su máximo estandarte. Pero algo cambio… Rusia sirvió para coronar mundialmente al chico parisino con el que Neymar comparte vestuario y los focos se alejaron del crack brasileño que ya no era la pieza más cotizada del mercado. Maldito destino, una vida alejándose de sombras que oscurecen su carrera.

neymar_afp_1_0

¿A qué viene esto ahora? Pensaréis. Pues viene porque las últimas noticias que nos llegan es que Neymar sabe que cometió un tremendo error marchándose de Barcelona, haciendo trizas el corazón de muchos barcelonistas y quemando todos los puentes posibles para un hipotético regreso. La gente que le conoce sabe que por sus venas corre sangre culé, aunque en su cuerpo tenga un tumor extirpable que únicamente se mueva por el dinero y que responde al nombre de Papá Ney. Suárez y Leo están haciendo todo lo posible porque su amigo vuelva, lo que parecía antes un imposible ahora ya no lo es tanto por el sencillo motivo de que al final los jugadores terminan jugando dónde quieren por muchas cadenas doradas que les impongan.

24ac838a6b1527813973_original_std

Quise odiar a Neymar con todas mis fuerzas y durante algunos meses lo logré, aunque tras ver que los días de Dios se van agotando y que la “ousadia e alegria” serán más que necesarias en un futuro próximo la lógica está ganando al corazón. Poco a poco mi cabeza me invita a recorrer el camino del lado oscuro, mi subconsciente quiere comenzar a perdonar los devaneos de la figura brasileña y mi imaginación ya lo ve marcando goles con la elástica culé.

Primero fue el miedo, después la ira, luego el odio y finalmente el sufrimiento. Creo firmemente que para aliviarlo, Neymar debería regresar al Barça. Pedir disculpas a todos los aficionados culés y volver a deleitarnos con su magia. Lo reconozco, he sucumbido al lado oscuro. Y lo he hecho a pesar de las advertencias, de saber que la dignidad va ante todo y de que está prohibido no odiar al brasileño por todo el daño que nos hizo.

hd-neymar_bin9drfnhvn81azb4jhqs8d1k

Pero amigos, escribo esta blasfemia por una buena razón, la más poderosa de todas: el Barça. Neymar es uno de los mejores jugadores de fútbol del mundo y, lamentablemente para todos los amantes de este deporte, Leo Messi no es eterno. Si queremos volver a conquistar la Galaxia, todos debemos conocer el lado oscuro para ponernos en la piel de Neymar y ayudarle a triunfar de nuevo con el Barça.

6 comentarios sobre “El Lado Oscuro.

  1. Sin ser del Barcelona, a mi no me parecería mala su vuelta. Cierto es que queda esa espinita tras haber dejado el club, pero todos en esta vida nos equivocamos y él sabe que cometió un error, seguramente por celos sobre Messi.
    La cuestión de su vuelta sería ¿A qué precio?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s