Gracias Zubi.

Sobre las tres de la tarde, recién comido y viendo que el Barça jugaba lejos de su feudo, he sopesado seríamente el echarme la siesta. La opción no era mala, porque últimamente ver un partido de los de Ernesto Valverde supone un ejercicio de valor que no estaba dispuesto a afrontar. Tras conocer la alineación, me alegré profundamente de la titularidad de Carles Pérez aunque me extrañara. Al rato conocí la verdadera razón y tengo que decir que el tremendo cabreo que me provocó la vigésima lesión de Dembélé hizo que despertara de mi somnolencia y decidiese sentarme frente al televisor para sufrir. Porque estaba claro que íbamos a sufrir, y mucho. 

El Getafe mordía en la presión y los jugadores de Valverde no tenían manera de salir de ella, el único plan para desahogar el juego eran balones largos de Lenglet para que Carles Pérez se buscase la vida. Horroroso, Valverde además de no importarle mucho el aspecto físico tampoco parecía darle importancia a trazar algún plan para desarbolar la primera línea de presión azulona. Pintaba muy mal la cosa, mucho. Es inaudito que un centro del campo formado por Busquets-Arthur-De Jong no maneje el balón a su antojo, si a eso le sumamos las pérdidas de balón de Suárez y Sergi Roberto yo ya me sentía tremendamente insultado con el Barça que estaba viendo. Todo comenzó a cambiar desde abajo, hizo falta una gran parada de Ter Stegen a Ángel, de esas en las que se hace un gigante bajo palos, lo que agitó un poco el encuentro. Arthur se adueñó del balón de manera literal, en un campo en el que abundaban las precipitaciones, el brasileño lo ansiaba con todas sus fuerzas porque se sabía el único que podía tener el ritmo del partido a su antojo. El de Gôias era la única luz al final del túnel, ya que era más difícil quitarle un balón que el árbitro amonestase a un jugador del Getafe.

944543B6-A477-4C55-B6C8-28256CEAEACC

Sobreviviendo bajo el calor de Getafe, así se encontraba el Barça en el momento en el que Marc André Ter Stegen nos volvió a demostrar que es més que un porter. Vio antes que nadie el desmarque de Luis Suárez, quien estaba haciendo hasta entonces un partido lamentable, y le puso el gol en bandeja con un desplazamiento en largo con su pierna mala. El charrúa agradeció el regalo y batió por alto al portero azulón, sorteando el fuera de juego por milímetros. Sin el arquero alemán, el partido al descanso habría reflejado un 2-0 en contra, con él el equipo se fue en ventaja a los vestuarios. En menos de una semana, Ter Stegen ha parado un penalti en casa y ha dejado varias actuaciones memorables. Cómete una mierda Uli Hoeneß, no sabéis lo que os perdéis. 

01CA41D6-C003-41FE-8209-6514CF28C32F

 

Nada más comenzar la segunda parte, se vio a un Barça mejor, más aun si cabe tras el gol de Junior Firpo. El lateral aprovechó un rechace a disparo del incombustible Carles Pérez, el mejor jugador en el ataque culé y el mejor número “27” desde aquel legendario año de Bojan Krkic. La perfecta mezcla de Villa y Pedro, su renovación es la mejor noticia del Barça esta semana además de la victoria hoy en el Coliseum. La ventaja en el marcador apagó los ánimos de los locales y los culés con el colchón de goles se dedicaron a mimar el balón. Volver a destacar en esta faceta a Arthur, uno de los mejores jugadores del partido junto con el guardameta culé y el único que honró la memoria del juego que algunos blaugranas todavía recordamos. Valverde movió el banquillo y dio descanso a Griezmann para la semana que se nos viene, el Príncipe siempre tiene soluciones con el balón haciendo mejor a los que le rodean a pesar de que el míster se empeñe en joderle la carrera aislándole en el extremo izquierdo.

El punto negativo de la jornada lo puso un Lenglet que estuvo desquiciado en algunas ocasiones y acabó expulsado, para dejar al equipo con uno menos además de obligar a Valverde a alinear a Todibo. Emergió entonces la figura imperial de Gerard Piqué, el eterno central culé que sacó todo su repertorio en colocación y no dejó opción al Getafe para que se metiese en el encuentro en los minutos finales.

Puerta a cero, victoria a domicilio y brotes verdes. Juego poco, épica menos y la sensación de que nunca viviremos lo suficiente para agradecerle a Zubizarreta que nos trajese a Marc André Ter Stegen. 

50FEF38E-931E-48B3-BA62-0AA8380BD653

2 comentarios sobre “Gracias Zubi.

  1. Buen artículo Anibal, te leo desde Colombia. Me gusta leer artículos de personas que están fuera del Mainstream de la comunicación, por lo general tienen una visión mas fresca, más objetiva y cercana a lo que vemos y pensamos los aficionados de a pie

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s