Victoria en las áreas, fracaso en el juego.

Ya os adelanto que la crónica del #BarçaSevilla de la pasada jornada de Liga no tendrá un tono victorioso acorde con el resultado que se pudo ver en el luminoso del Camp Nou tras acabar el encuentro. Y, ¿cómo es eso posible?, os preguntaréis. Pues muy sencillo, porque este Barça no domina los partidos sino que se dedica a conquistar las áreas. No me gusta el juego del equipo salvo los maravillosos oasis que nos ofrecen el Brujo de Gôias y el joven Tulipán Dorado, el equipo de Valverde se ha “primitivizado” de tal forma que únicamente prioriza llegar con el balón al área sin tener en cuenta la manera en que realiza esta tediosa tarea. Si llega un momento en el que a Ter Stegen se le agotan los milagros y a Furia se le moja la pólvora, lo pasaremos mal porque jugamos sin red. Sin la victoria en las áreas, que no es poco, encontraremos la derrota del modelo.

Acabados los spoilers, me remontaré a la alineación que dispuso el Txingurri. Quiso dar una lógica continuidad al equipo que terminó por merendarse al Inter de Conte, con la obligada entrada de Todibo en el once por la baja de Lenglet. Vidal fue el jugador que más reforzado salió del último partido en Champions y obtuvo el premio de entrar de inicio, grave error en mi opinión. La mayor virtud de Perro Loco es entrar cuando el partido ya está en una fase avanzada. Obviando su calidad técnica, el chileno goza con la brega, el barro, la revolución y con meter un poco bastante de caos entre líneas. No creo que esa deba ser la propuesta de inicio del Barça en un partido frente a su público. Aprovecho para romper una lanza por Nelson Semedo que ayer jugó, o al menos eso espero, su último partido a banda cambiada y fue uno de los mejores que le he visto con la camiseta culé.

Barca-mortifica-Lopetegui-cruspint-se-Sevilla_2320578163_66397409_1500x1000

Los primeros treinta minutos de encuentro estuvieron caracterizados por la tónica habitual de los últimos tiempos, el baile del equipo contrario y la probabilidad de verte a la media hora con la obligación de remontar un resultado adverso. Por suerte tenemos al mejor portero del mundo bajo palos y por desgracia cada vez más la defensa se empeña en hacer que lo demuestre demasiadas veces en cada partido. El alemán sujetó a su equipo a la vez que amargaba al delantero del equipo hispalense que comparte apellido con nuestro joven Tulipán Dorado, menos mal que fichamos al De Jong bueno. La primera internada afilada por banda de Semedo, supuso la tormenta blaugrana. Su centro con la izquierda, han oído bien, lo llevó Lucho Suárez al fondo de las mallas sevillista con un acrobático remate de chilena. Furia vive un momento idílico con el gol, en gran parte debido a los pitos recibidos del respetable que veía preocupado como su nueve se arrastraba por los campos de Dios. El charrúa es el jugador de fútbol actual que mejor engancha los balones aéreos, le da igual como vengan porque sabes que los va a empalar. Gran delantero, mejor voleador.

431179

Ese gol fue como un auténtico directo para el equipo de Lopetegui quien que se ha llevado nueve goles en sus dos últimas visitas al Camp Nou, que tampoco es mala media. Con el Sevilla medio noqueado, Arthur y De Jong se pusieron a hacer cositas juntos e hilvanaron una maravillosa jugada que acabó con el gol de Perro Loco Vidal que coronó su semana fantástica. El chileno metió la puntita de su bota en el hueco que nadie esperaba porque él no está, él aparece. Prácticamente en la siguiente jugada, el balón le cayó a Dembélé por banda y tras mandar a un defensa del Sevilla al suelo con un excelso recorte, batió a Tomáš Vaclík. El portero, como el resto de su equipo, no sabía donde estaba. Ni se podía explicar como en tan solo ocho minutos habían pasado de tener al Barça contra las cuerdas a marcharse a los vestuarios con un tres a cero en contra. La vida. La pegada. 

La segunda mitad de este partido es de esa que sobran, que parece que los jugadores de ambos equipos no tienen ganas de jugar y que lo único que consiguen hacer es cabrearme en grado sumo. Comenzó con un balón al palo del delantero holandés del cuadro hispalense que demostró estar más gafado de cara a puerta que cierto juvenil que era la salvación del Madrid hasta hace unas semanas. El Sevilla quería pero no podía, mientras que al Barça le parecía dar pereza. Una de las pocas cosas reseñables de este segundo tiempo es que Leo Messi se estrenó como goleador esta temporada, clavó la primera de las tropecientas faltas que nos hará levantarnos del sofá durante este curso y la celebró con el dedo índice al aire para señalarle a los goleadores del mundo que ya había terminado su plazo de cortesía. Le va a venir al “10” muy bien este parón de selecciones ya que como el mismo reconoció, se le ve pesado y carente de la chispa que a él le caracteriza aunque es perfectamente normal porque viene de una lesión y sin hacer prácticamente pretemporada alguna.

FBL-ESP-LIGA-BARCELONA-SEVILLA

El partido tocaba a su fin y eso al “señor” Mateu Lahoz no le venía bien ya que se quedaba sin tiempo ni excusas para su show. Este cómico, que no tiene ni puta gracia, comenzó su actuación expulsando de manera rigurosísima a un proyecto de central culé en su debut. No contento con esto y tras una retahíla de amarillas, expulsó por roja directa a Ousmane Dembélé quien salvo milagro se pierde el Clásico. Yo culpo a Mateu, pero no exculpo al Mosquito que se metió de lleno en una bronca que le pillaba a treinta metros sin venir a cuento y conociendo al impresentable que tenía delante. Un niñato descerebrado que priva a todo el mundo, incluido a sí mismo, de disfrutar de su categoría. Entre lesiones y trastadas de este calibre no ha jugado más de dos partidos seguidos, no vaya a ser que caiga en una buena regularidad o que encaje en una gran dinámica. Estoy muy cansado de él, a mí me desespera que un tipo se vaya de diez en una prodigiosa jugada y que en la siguiente no sea capaz de dar una pase bueno a tres metros. Lo único bueno de la expulsión de este muchacho es que podremos ver a Antoine en el terreno de juego y no sentado en la nevera del Gatorade como en el partido de ayer. Dembélé para quien lo quiera.

Victoria y al parón de selecciones con las mismas selecciones que hace unas semanas, si solo tienes en cuenta las áreas puedes ganar pero también se pueden reír de ti en todo el continente. Pegada y portero tenemos, de juego carecemos. En el Barça con eso se sobrevive, pero no se triunfa. 

1570436517_493912_1570436577_noticia_normal

Un comentario sobre “Victoria en las áreas, fracaso en el juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s