Respeto.

Si piensas que estás en una especie de Olimpo muy por encima del resto de los mortales, sueles perder la perspectiva de la realidad. Eso es lo que le sucede a Sergio Ramos, también conocido, por los miembros más acérrimos del Nacional Madridismo, como Don Sergio Ramos García, el hijo de la Paqui, el padre del Atleti o el Camero con más huevos. Todos estos vulgares apelativos han ayudado a que Sergio, que para mí es un gran futbolista y una leyenda dentro del Real Madrid, piense que está por encima del bien y del mal. Que ante un mal resultado de su equipo no quepa la autocrítica, porque ve imposible que un equipo capitaneado por su persona pueda perder de manera justa, y denuncie conspiraciones a la vez que solicita un respeto que él ha ido perdiendo a medida que la sombra de su leyenda se ha alargado. Hay una gran cantidad de madridistas que compran este discurso, el del mal perdedor. Dando lecciones cuando están arriba (todavía recuerdo ciertas pancartas en el Bernabéu) y haciendo el papel de víctimas fustigadas por la envidia de sus conspiradores en el momento en que su juego no da para más. Triste.

Dyy1ub1XcAAhkcd

Madrid y Barça son vasos comunicantes, por lo que sus aficionados deben esperar un poco antes de escupir para arriba ya que generalmente la ley de la gravedad actúa de manera inflexible y podemos encontrarnos con la cara mojada de lágrimas o algo bastante más desagradable. Hace un par de semanas, nos quisieron vender que el Real Madrid del sacrosanto Zidane era un líder sólido y esos mismos eruditos del periodismo se mofaban del estilo de juego de Setién. Filfa. La realidad es que los dos equipos son un manojo de nervios, con plantillas tremendamente limitadas y con una debilidad manifiesta ante los mejores equipos del continente. El éxito radica en como te enfrentas a las adversidades, si en la derrota te tapas los ojos y acusas a diestro y siniestro nunca saldrás de ese pozo ya que a la mínima te devolverán a él porque realmente no has analizado tus fallos por lo que se volverán a repetir. Autocrítica, trabajo y silencio, menos reclamar respeto y más demostrarlo dentro del verde.

Y es que el fútbol tiene un ritmo vertiginoso, jugar tantos partidos cada poco tiempo tiene sus virtudes y sus desventajas. Te da la posibilidad de resarcirte de tus errores, pero también puede hacerte ahondar en tu crisis. Hay que tener perspectiva y no dejarse llevar por los nervios, no parar de currar y tener un objetivo que alcanzar. Desde hace mucho tiempo llevo diciendo que el Madrid de Zidane es una milonga, lo digo ahora cuando se le ven todas sus costuras y lo dije tras ganar su tercera Champions en Kiev. El técnico galo me parece un tipo con unos recursos tácticos que son inversamente proporcionales a su suerte. Un hombre de paja que tuvo la fortuna de contar con una de las mejores plantillas de la historia del Real Madrid y con el jugador más decisivo de todos los que han defendido la zamarra blanca. El Madrid de las cuatro Champions no se recordará dentro de cien años, como sí se hará con el Barça del Sextete, porque por mucho que les pese a los madridistas ese Madrid fue el de Cristiano y no el de Zidane.

cristiano_ronaldo-1440x808

Puede llegar el Domingo 1 de Marzo a las 23:00h de la noche y el Real Madrid finiquitar la semana goleando a City y Barça, porque el fútbol es un arte que nadie entiende, pero aunque esto suceda no cambiará el fondo del asunto y la razón por la que los madridistas deben estar preocupados: una falta de fútbol y gol acuciante. Ojalá que desde la capital sigan sonando fanfarrias acompañadas de las mismas cantinelas, Griezmann no se adapta, el Barça aburre con tanto pase o el fichaje de Dembélé es un fracaso, porque en realidad estarán tapando las lesiones de Hazard, los goles que falla Benzema o que los nuevos Pelés están regateando jugadores del San Sebastián de los Reyes. En estas, imagino a Pep Guardiola y a Leo Messi asomando por el resquicio de una de las puertas del Bernabéu como Jack Nicholson en la mítica escena del Resplandor.

Te equivocas Sergio Ramos ya que no te faltan al respeto, te faltan a la realidad. Y lo hacen los mismos que te subieron a los altares y no tendrán piedad de ti mientras te pisotean en el barro justo cuando dejes de marcar goles de cabeza en el minuto 93. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s